English /

Spanish

“ME COMPLACE INFORMARLES QUE EL 2015 FUE UN AÑO DE RESULTADOS
POSITIVOS Y LOGROS IMPORTANTES PARA POPULAR.”

Richard L. Carrión

Presidente de la Junta de Directores y Principal Oficial Ejecutivo

Popular, Inc.

Resumen del Añoortalecimos nuestras operaciones en Puerto Rico y Estados Unidos, administramos exitosamente la calidad del crédito, generamos sólidos resultados financieros y mejoramos nuestra posición de capital, a pesar de la continua debilidad económica en Puerto Rico y la incertidumbre creada por la crisis fiscal. Reportamos un ingreso neto de $895 millones. Esta cifra incluye, entre otras partidas importantes, el impacto de un reverso parcial de la reserva de nuestro activo de contribuciones diferidas relacionado con nuestras operaciones en Estados Unidos. Luego de hacer ajustes por estas partidas, el ingreso neto totalizó $375 millones, en comparación con un ingreso neto ajustado de $301 millones en 2014, lo cual representa un aumento de 25%. Estos resultados se deben principalmente al impacto contable de la cartera de préstamos garantizados de Westernbank comprados en la adquisición asistida por el Federal Deposit Insurance Corporation (FDIC), una menor provisión para pérdidas en préstamos, mayores ingresos de nuestros negocios de hipotecas y seguros y la contribución de la transacción de Doral, parcialmente contrarrestados por una tasa contributiva efectiva más alta.
ContinuaciónLa calidad del crédito permaneció estable en Puerto Rico a pesar del difícil ambiente económico, lo cual, en combinación con las excelentes métricas de calidad de crédito en Estados Unidos, se tradujo en resultados estables a nivel consolidado. Al cierre del año, el total de activos no acumulativos era de $843 millones o 2.36% de los activos, en comparación con $933 millones o 2.82% de los activos en el 2014. Las pérdidas netas en préstamos se mantuvieron estables y la cantidad de préstamos que se tornaron en préstamos no acumulativos se redujo en comparación con el año anterior. Aunque nos sentimos alentados por esta estabilidad, permanecemos atentos a las tendencias de la economía. Nos sentimos cómodos con la estructura y el tamaño de nuestra exposición al gobierno de Puerto Rico. La mayor parte de nuestra exposición directa consiste de préstamos a municipios con fuentes independientes de ingresos y no de valores del gobierno central o sus corporaciones públicas. El total de nuestra exposición vigente correspondiente al gobierno central y las corporaciones públicas representa sólo el 1.9% del capital básico (Tier 1 Capital). Continuamos monitoreando de cerca esta cartera y haremos ajustes en el futuro según sea necesario, a la misma vez que participaremos selectivamente en el financiamiento de las necesidades de capital del gobierno de Puerto Rico cuando determinemos que la relación entre el riesgo y recompensa es apropiada. Además de un desempeño financiero positivo, alcanzamos metas significativas, incluyendo la transacción de Doral Bank, la finalización de la restructuración de nuestras operaciones en Estados Unidos y el restablecimiento de un dividendo trimestral sobre la acción común. En febrero de 2015, Popular adquirió más de $2,000 millones en activos de la FDIC como síndico liquidador de Doral Bank. Como parte de la transacción, Banco Popular de Puerto Rico (BPPR) adquirió ocho sucursales, aproximadamente $800 millones en préstamos y $1,000 millones en depósitos. BPPR también adquirió $5,000 millones en derechos para el servicio de hipotecas y la cartera de la agencia de seguros de Doral. Popular Community Bank (PCB) adquirió tres sucursales en Nueva York, aproximadamente $880 millones en préstamos y $1,200 millones en depósitos. Aparte de los activos adicionales, la transacción fue extremadamente importante desde un punto de vista estratégico ya que consolidó nuestra posición de liderazgo en Puerto Rico y dio un impulso adicional a nuestras operaciones en Estados Unidos. La integración de las operaciones adquiridas fue bien ejecutada, completando todas las conversiones en un corto período después de culminada la transacción. En el 2015 terminamos la reestructuración de nuestras operaciones en los Estados Unidos. En el 2014, vendimos nuestras regiones de California, Chicago y Florida Central para enfocar nuestro negocio en las regiones de Nueva York Metro y Miami, y comenzamos la transferencia de la mayoría de las funciones de apoyo a Puerto Rico. Finalizamos con éxito la restructuración operacional durante la primera mitad del 2015, aprovechando la infraestructura existente y la estructura de costos menores en Puerto Rico para reducir el número de empleados de apoyo en un 40%. Como resultado, PCB es una operación más ágil y enfocada, que está bien posicionada para crecimiento en el futuro. Como reflejo de la confianza que tenemos en nuestra posición de capital y capacidad de generar ingresos, en septiembre restablecimos un dividendo trimestral de $0.15 por acción común. Con una relación de capital básico (Common Equity Tier 1 ratio) de 16.2%, continuamos disfrutando fuertes niveles de capital en comparación con nuestros pares en Estados Unidos y Puerto Rico, al igual que mantenemos capital en exceso de los requisitos reglamentarios de buena capitalización. Nuestros resultados del Dodd Frank Stress Test demostraron que, aun en un escenario severamente adverso, nos mantendríamos sobre el nivel de capitalización saludable. Buscaremos oportunidades para administrar activamente nuestro capital y tenemos intención de devolver capital adicional a nuestros accionistas, tomando en consideración el desafiante ambiente económico de nuestro principal mercado. Over the course of last year, BPPR strengthened its unique franchise in Puerto Rico. We have consistently grown our client base, and currently serve 1.6 million customers or 65% of Puerto Rico’s banked population. We continued to hold, and have even improved, our leading market share position in most categories. Despite a contracting economy, we were able to grow certain businesses, such as auto financing, and we targeted specific segments to attract new clients or deepen existing relationships. For example, we opened a specialized office to better service investors relocating to Puerto Rico as a result of Act 20 and Act 22, which were enacted to attract U.S. mainland and foreign investment to the Island. We relaunched the Premium Banking Services program to reach more mass affluent clients and launched Start-Up Popular to promote entrepreneurship. We also continued fostering innovation and making headway in the migration of transactions to electronic channels. In December of 2015, 29.1% of deposit transactions were made through ATMs or mobile devices, compared to 21.3% during December of 2014. We are also encouraged by the performance of our operation in the mainland United States during 2015. PCB generated organic commercial loan growth of $810 million or 42%, excluding the $880 million in loans acquired in the Doral transaction. With that transaction we brought on board an experienced group of commercial bankers, further strengthening our existing team. We also continued the transformation of our retail network in the United States. We opened a prototype branch in Brooklyn to test a new strategy, which involves a different design and seeks to leverage technology to drive digital transactions. We continued to support our communities through Fundación Banco Popular in Puerto Rico and the Popular Community Bank Foundation in the United States, as well as through many efforts we undertake as part of our business. Employee contributions to our foundations increased in 2015, reaching $768,203. Thanks in large part to these contributions, our foundations donated over $2.6 million to support education and community development programs in 114 nonprofit organizations, impacting thousands of individuals. Volunteerism also remained strong. Approximately one third of our employees donated their time to collaborate with many of the organizations we support financially. Durante el año pasado, Banco Popular fortaleció aún más su franquicia en Puerto Rico. Aumentamos consistentemente nuestra base de clientes y actualmente servimos a 1.6 millones de clientes o el 65% de la población que utiliza servicios bancarios. Seguimos manteniendo, y en la mayoría de las categorías hemos mejorado, nuestra posición de liderazgo en participación de mercado. A pesar de una economía en contracción, logramos crecer algunos de nuestros negocios, tales como el financiamiento de autos, y nos enfocamos en segmentos específicos para atraer nuevos clientes o profundizar relaciones existentes. Por ejemplo, inauguramos una oficina especializada para servir mejor a inversionistas que se mudan a Puerto Rico como resultado de la Ley 20 y la Ley 22, dirigidas a atraer inversión de Estados Unidos y extranjera a la Isla. Rediseñamos el programa de Servicios Bancarios Premium para llegar a más clientes afluentes y lanzamos Start-Up Popular para promover el empresarismo. También continuamos innovando y haciendo avances en la migración de transacciones a canales electrónicos. En diciembre de 2015, el 29.1% de las transacciones de depósitos se hicieron a través de cajeros automáticos o dispositivos móviles, en comparación con el 21.3% durante diciembre de 2014. Nos sentimos alentados además por el desempeño que tuvo nuestra operación en los Estados Unidos durante el 2015. En préstamos comerciales, PCB logró un crecimiento orgánico de $810 millones o 42%, excluyendo los $880 millones en préstamos adquiridos en la transacción de Doral. Con esta transacción trajimos a bordo un grupo experimentado de banqueros comerciales, que fortaleció aún más el equipo existente. También continuamos transformando nuestra red de distribución en Estados Unidos. Inauguramos una sucursal prototipo en Brooklyn para probar una nueva estrategia que incluye un diseño diferente que busca promover las transacciones digitales. Continuamos apoyando a nuestras comunidades a través de la Fundación Banco Popular en Puerto Rico y Popular Community Bank Foundation en Estados Unidos, al igual que a través de muchos esfuerzos que realizamos como parte de nuestro negocio. La contribución voluntaria de los empleados a nuestras fundaciones aumentó en el 2015, alcanzando $768,203. Gracias a estas aportaciones, ambas fundaciones donaron, en total, sobre $2.6 millones a 114 organizaciones sin fines de lucro en apoyo de la educación y programas de desarrollo comunitario, impactando miles de personas. El voluntariado permanece fuerte. Aproximadamente una tercera parte de nuestros empleados dio de su tiempo para colaborar con organizaciones que apoyamos financieramente. La alianza multisectorial Echar Pa’lante, que ha sido reconocida por el Clinton Global Iniatitive y recipiente del American Bankers Association Community and Economic Development Award, continúa fortaleciéndose. La alianza expandió su alcance, integrando sobre 300 organizaciones, expertos y voluntarios que están ayudando a fortalecer el espíritu empresarial y a transformar el currículo de la educación elemental y secundaria en Puerto Rico para desarrollar ciudadanos competitivos de clase mundial. En el 2015 continuamos ampliando la huella de nuestro programa de educación financiera, Finanzas en tus Manos, llegando a sobre 500,000 personas a través de talleres y medios de comunicación, como radio, televisión, prensa, redes sociales y canales internos. Desafortunadamente, el precio de nuestra acción no refleja estos logros. Nuestra acción cerró el año en $28.34, 67% de su valor tangible en libros y 17% más bajo que en el 2014. En junio de 2015, el precio de las acciones de todos los bancos de Puerto Rico experimentó una fuerte caída después que el Gobernador de Puerto Rico anunciara que el gobierno no sería capaz de cumplir con sus obligaciones de deuda. Aunque nuestra acción no declinó tan dramáticamente como la de otros bancos, no pudimos recuperar el terreno perdido al compararla con el Índice Bancario KBW NASDAQ, que disminuyó un 2% durante el 2015. Es evidente que las preocupaciones relacionadas con la situación económica y fiscal de Puerto Rico, y la incertidumbre que ésta causa, están afectando el precio de nuestra acción y pesando más que nuestros sólidos resultados financieros, baja exposición al gobierno y el restablecimiento de nuestro dividendo trimestral. Puerto Rico está en una encrucijada. Tras haber agotado todas sus fuentes potenciales de liquidez, y luego de implantar medidas insostenibles de emergencia, pronto el gobierno no tendrá dinero para cumplir con sus obligaciones. Los cambios son inevitables y ya no podrán ser pospuestos. Una solución efectiva a largo plazo para los problemas fiscales y económicos de Puerto Rico debe incluir tres componentes: un marco legal para restructurar la deuda pública de Puerto Rico de una manera ordenada, un mecanismo efectivo de supervisión y control fiscal, y los estímulos necesarios para reactivar la economía. Estos componentes son como las tres patas de un taburete – todos son necesarios y ninguno es suficiente por sí solo. De no incluirse uno de esos componentes, los otros dos serán inefectivos. Los problemas que tomaron varias décadas en crearse no se pueden solucionar en meses, o mediante esfuerzos pequeños y aislados de uno u otro grupo. Una solución real requerirá acción local y federal, apoyo de las ramas ejecutiva y legislativa, respaldo de todos los partidos políticos y la participación activa de todos los sectores de la sociedad puertorriqueña. Aunque no tenemos control directo del ambiente externo ni de las acciones gubernamentales, nos mantenemos involucrados y comprometidos con hacer todo lo posible para ser una influencia positiva, contribuir a la búsqueda de soluciones a largo plazo y continuar siendo una fuerza que promueve el desarrollo económico de la Isla. Todos los logros que he compartido con ustedes son el resultado del trabajo de un equipo de compañeros talentosos y dedicados. La situación desafiante en Puerto Rico, al igual que los cambios en nuestras operaciones en Estados Unidos, ha requerido un nivel excepcional de agilidad y compromiso de parte de nuestros empleados. Como han hecho en el pasado, enfrentaron estos retos de frente y generaron resultados. Les extiendo a ellos mi más sincero agradecimiento por sus esfuerzos y a nuestro equipo gerencial por su liderazgo. Durante el 2015 expandimos el Consejo Gerencial para incluir dos áreas que, debido a su importancia estratégica, ameritan una representación directa en el nivel más alto de la organización. Camille Burckhart, quien forma parte de Popular desde el 2001 y ha liderado el grupo de tecnología por los pasados cinco años, fue nombrada Principal Oficial de Informática y Estrategia Digital. Manuel Chinea, quien tiene 27 años de servicio con Popular y una amplia experiencia tanto en las operaciones de Puerto Rico como en las de Estados Unidos, se unió al Consejo Gerencial como Principal Oficial de Operaciones de Popular Community Bank. A través de los años, Camille y Manuel han tenido carreras destacadas en Popular, no solo por un sólido desempeño, sino también por demostrar extraordinarias destrezas de liderazgo. Aprovecho esta oportunidad para agradecer a nuestra Junta de Directores por su dirección y apoyo. Somos afortunados de contar con el consejo de un grupo de profesionales tan experimentados y dedicados. También, quiero dar las gracias a nuestros clientes en Puerto Rico, Islas Vírgenes, Nueva York, Nueva Jersey y Florida por confiarnos su negocio y reiteramos nuestro compromiso con atender sus necesidades actuales y futuras. Cuando miro atrás a los pasados cinco años, no puedo evitar sentirme orgulloso de todo lo que hemos logrado, particularmente bajo circunstancias retantes. Reenfocamos nuestra cartera de préstamos en líneas de negocio con un menor contenido de pérdidas, redujimos los activos no acumulativos a través de varias ventas de grupos de activos y la resolución oportuna de préstamos no productivos, completamos dos adquisiciones asistidas por el FDIC en Puerto Rico, reestructuramos nuestras operaciones en Estados Unidos, levantamos aproximadamente $2,000 millones en capital común, repagamos el TARP y restauramos nuestro dividendo a las acciones comunes. Estamos listos para los retos venideros. La historia de Popular está muy ligada a Puerto Rico, su economía y su futuro. Conscientes de eso, seguimos comprometidos a trabajar para mejorar el panorama de la Isla. Nuestra historia ilustra también una organización sólida que ha navegado a través de un ambiente complejo, y ha resurgido como una institución más fuerte, mejor capitalizada y más diversificada. Aunque nos sentimos complacidos con estos logros, estamos lejos de estar satisfechos. Seguimos comprometidos con seguir construyendo sobre esta base sólida y generando resultados sólidos para beneficio de nuestros accionistas, clientes, empleados y comunidades que servimos.       Richard L. Carrión

Puntos Principales del 2015

Ingreso neto ajustado

$375 millones

Crecimiento orgánico de los préstamos comerciales de PCB

42%

Restablecimiento del dividendo trimestral

$0.15

Nivel de capital robusto

16.2%

25 Años - Resumen Financiero Histórico

Ver tabla

10K

Ver el reporte

Proxy

Ver el reporte

Informe de Responsabilidad Social Empresarial

 

Ver el reporte

Equipo Gerencial Ejecutivo

  • Richard L. Carrión
    Richard L. Carrión
    Presidente de la Junta
    de Directores y Principal
    Oficial Ejecutivo
    Popular, Inc.
  • Ignacio Alvarez
    Ignacio Alvarez
    Presidente y Principal Oficial
    de Operaciones
    Popular, Inc. y Banco Popular
    de Puerto Rico
    Presidente
    Popular Community Bank
  • Camille Burckhart
    Camille Burckhart
    Vicepresidenta Ejecutiva y
    Principal Oficial de Informática y Estrategia Digital
    Grupo de Tecnología y
    Estrategia Digital
    Popular, Inc.
  • Manuel A. Chinea
    Manuel A. Chinea
    Vicepresidente Ejecutivo
    Popular, Inc.
    Principal Oficial de Operaciones
    Popular Community Bank
  • Javier D. Ferrer
    Javier D. Ferrer
    Vicepresidente Ejecutivo, Principal Oficial Legal y Secretario Corporativo
    Grupo de Consejería General y
    Asuntos Corporativos
    Popular, Inc.
  • Ileana González
    Ileana González
    Vicepresidenta Ejecutiva
    Grupo de Administración
    de Crédito Comercial
    Banco Popular de Puerto Rico
  • Juan O. Guerrero
    Juan O. Guerrero
    Vicepresidente Ejecutivo
    Grupo de Servicios
    Financieros y Seguros
    Banco Popular de Puerto Rico
  • Gilberto Monzón
    Gilberto Monzón
    Vicepresidente Ejecutivo
    Grupo de Crédito a Individuo
    Banco Popular de Puerto Rico
  • Eduardo J. Negrón
    Eduardo J. Negrón
    Vicepresidente Ejecutivo
    Grupo de Administración
    Popular, Inc.
  • Néstor O. Rivera
    Néstor O. Rivera
    Vicepresidente Ejecutivo
    Grupo de Banca Individual
    Banco Popular de Puerto Rico
  • Eli S. Sepúlveda
    Eli S. Sepúlveda
    Vicepresidente Ejecutivo
    Grupo de Crédito Comercial
    Banco Popular de Puerto Rico
  • Lidio V. Soriano
    Lidio V. Soriano
    Vicepresidente Ejecutivo y
    Principal Oficial de Riesgo
    Grupo Corporativo de Manejo
    de Riesgo
    Popular, Inc.
  • Carlos J. Vázquez
    Carlos J. Vázquez
    Vicepresidente Ejecutivo y Principal Oficial Financiero
    Popular, Inc.

 

Junta de Directores

  • Richard L. Carrión
    Richard L. Carrión
    Presidente de la Junta
    de Directores y Principal
    Oficial Ejecutivo
    Popular, Inc.
  • Joaquín E. Bacardí, III
    Joaquín E. Bacardí, III
    Presidente y Principal
    Oficial Ejecutivo
    Bacardí Corporation
  • Alejandro M. Ballester
    Alejandro M. Ballester
    Presidente
    Ballester Hermanos, Inc.
  • John W. Diercksen
    John W. Diercksen
    Principal
    Greycrest, LLC
  • María Luisa Ferré
    María Luisa Ferré
    Presidenta y Principal Oficial Ejecutiva
    Grupo Ferré Rangel
  • David E. Goel
    David E. Goel
    Socio Gerente General
    Matrix Capital Management Company, LP
  • C. Kim Goodwin
    C. Kim Goodwin
    Inversionista Privada
  • William J. Teuber, Jr.
    William J. Teuber, Jr.
    Vicepresidente Ejecutivo
    EMC Corporation
  • Carlos A. Unanue
    Carlos A. Unanue
    Presidente
    Goya de Puerto Rico

Reunión Anual de Accionistas

 

Martes, 26 de abril de 2016 | 9:00 A.M.


EDIFICIO POPULAR CENTER  |  209 AVE. LUIS MUÑOZ RIVERA  |  SAN JUAN, PUERTO RICO

Direcciones

Year in Review

ortalecimos nuestras operaciones en Puerto Rico y Estados Unidos, administramos exitosamente la calidad del crédito, generamos sólidos resultados financieros y mejoramos nuestra posición de capital, a pesar de la continua debilidad económica en Puerto Rico y la incertidumbre creada por la crisis fiscal. Reportamos un ingreso neto de $895 millones. Esta cifra incluye, entre otras partidas importantes, el impacto de un reverso parcial de la reserva de nuestro activo de contribuciones diferidas relacionado con nuestras operaciones en Estados Unidos. Luego de hacer ajustes por estas partidas, el ingreso neto totalizó $375 millones, en comparación con un ingreso neto ajustado de $301 millones en 2014, lo cual representa un aumento de 25%. Estos resultados se deben principalmente al impacto contable de la cartera de préstamos garantizados de Westernbank comprados en la adquisición asistida por el Federal Deposit Insurance Corporation (FDIC), una menor provisión para pérdidas en préstamos, mayores ingresos de nuestros negocios de hipotecas y seguros y la contribución de la transacción de Doral, parcialmente contrarrestados por una tasa contributiva efectiva más alta.

ContinuaciónLa calidad del crédito permaneció estable en Puerto Rico a pesar del difícil ambiente económico, lo cual, en combinación con las excelentes métricas de calidad de crédito en Estados Unidos, se tradujo en resultados estables a nivel consolidado. Al cierre del año, el total de activos no acumulativos era de $843 millones o 2.36% de los activos, en comparación con $933 millones o 2.82% de los activos en el 2014. Las pérdidas netas en préstamos se mantuvieron estables y la cantidad de préstamos que se tornaron en préstamos no acumulativos se redujo en comparación con el año anterior. Aunque nos sentimos alentados por esta estabilidad, permanecemos atentos a las tendencias de la economía. Nos sentimos cómodos con la estructura y el tamaño de nuestra exposición al gobierno de Puerto Rico. La mayor parte de nuestra exposición directa consiste de préstamos a municipios con fuentes independientes de ingresos y no de valores del gobierno central o sus corporaciones públicas. El total de nuestra exposición vigente correspondiente al gobierno central y las corporaciones públicas representa sólo el 1.9% del capital básico (Tier 1 Capital). Continuamos monitoreando de cerca esta cartera y haremos ajustes en el futuro según sea necesario, a la misma vez que participaremos selectivamente en el financiamiento de las necesidades de capital del gobierno de Puerto Rico cuando determinemos que la relación entre el riesgo y recompensa es apropiada. Además de un desempeño financiero positivo, alcanzamos metas significativas, incluyendo la transacción de Doral Bank, la finalización de la restructuración de nuestras operaciones en Estados Unidos y el restablecimiento de un dividendo trimestral sobre la acción común. En febrero de 2015, Popular adquirió más de $2,000 millones en activos de la FDIC como síndico liquidador de Doral Bank. Como parte de la transacción, Banco Popular de Puerto Rico (BPPR) adquirió ocho sucursales, aproximadamente $800 millones en préstamos y $1,000 millones en depósitos. BPPR también adquirió $5,000 millones en derechos para el servicio de hipotecas y la cartera de la agencia de seguros de Doral. Popular Community Bank (PCB) adquirió tres sucursales en Nueva York, aproximadamente $880 millones en préstamos y $1,200 millones en depósitos. Aparte de los activos adicionales, la transacción fue extremadamente importante desde un punto de vista estratégico ya que consolidó nuestra posición de liderazgo en Puerto Rico y dio un impulso adicional a nuestras operaciones en Estados Unidos. La integración de las operaciones adquiridas fue bien ejecutada, completando todas las conversiones en un corto período después de culminada la transacción. En el 2015 terminamos la reestructuración de nuestras operaciones en los Estados Unidos. En el 2014, vendimos nuestras regiones de California, Chicago y Florida Central para enfocar nuestro negocio en las regiones de Nueva York Metro y Miami, y comenzamos la transferencia de la mayoría de las funciones de apoyo a Puerto Rico. Finalizamos con éxito la restructuración operacional durante la primera mitad del 2015, aprovechando la infraestructura existente y la estructura de costos menores en Puerto Rico para reducir el número de empleados de apoyo en un 40%. Como resultado, PCB es una operación más ágil y enfocada, que está bien posicionada para crecimiento en el futuro. Como reflejo de la confianza que tenemos en nuestra posición de capital y capacidad de generar ingresos, en septiembre restablecimos un dividendo trimestral de $0.15 por acción común. Con una relación de capital básico (Common Equity Tier 1 ratio) de 16.2%, continuamos disfrutando fuertes niveles de capital en comparación con nuestros pares en Estados Unidos y Puerto Rico, al igual que mantenemos capital en exceso de los requisitos reglamentarios de buena capitalización. Nuestros resultados del Dodd Frank Stress Test demostraron que, aun en un escenario severamente adverso, nos mantendríamos sobre el nivel de capitalización saludable. Buscaremos oportunidades para administrar activamente nuestro capital y tenemos intención de devolver capital adicional a nuestros accionistas, tomando en consideración el desafiante ambiente económico de nuestro principal mercado. Over the course of last year, BPPR strengthened its unique franchise in Puerto Rico. We have consistently grown our client base, and currently serve 1.6 million customers or 65% of Puerto Rico’s banked population. We continued to hold, and have even improved, our leading market share position in most categories. Despite a contracting economy, we were able to grow certain businesses, such as auto financing, and we targeted specific segments to attract new clients or deepen existing relationships. For example, we opened a specialized office to better service investors relocating to Puerto Rico as a result of Act 20 and Act 22, which were enacted to attract U.S. mainland and foreign investment to the Island. We relaunched the Premium Banking Services program to reach more mass affluent clients and launched Start-Up Popular to promote entrepreneurship. We also continued fostering innovation and making headway in the migration of transactions to electronic channels. In December of 2015, 29.1% of deposit transactions were made through ATMs or mobile devices, compared to 21.3% during December of 2014. We are also encouraged by the performance of our operation in the mainland United States during 2015. PCB generated organic commercial loan growth of $810 million or 42%, excluding the $880 million in loans acquired in the Doral transaction. With that transaction we brought on board an experienced group of commercial bankers, further strengthening our existing team. We also continued the transformation of our retail network in the United States. We opened a prototype branch in Brooklyn to test a new strategy, which involves a different design and seeks to leverage technology to drive digital transactions. We continued to support our communities through Fundación Banco Popular in Puerto Rico and the Popular Community Bank Foundation in the United States, as well as through many efforts we undertake as part of our business. Employee contributions to our foundations increased in 2015, reaching $768,203. Thanks in large part to these contributions, our foundations donated over $2.6 million to support education and community development programs in 114 nonprofit organizations, impacting thousands of individuals. Volunteerism also remained strong. Approximately one third of our employees donated their time to collaborate with many of the organizations we support financially. Durante el año pasado, Banco Popular fortaleció aún más su franquicia en Puerto Rico. Aumentamos consistentemente nuestra base de clientes y actualmente servimos a 1.6 millones de clientes o el 65% de la población que utiliza servicios bancarios. Seguimos manteniendo, y en la mayoría de las categorías hemos mejorado, nuestra posición de liderazgo en participación de mercado. A pesar de una economía en contracción, logramos crecer algunos de nuestros negocios, tales como el financiamiento de autos, y nos enfocamos en segmentos específicos para atraer nuevos clientes o profundizar relaciones existentes. Por ejemplo, inauguramos una oficina especializada para servir mejor a inversionistas que se mudan a Puerto Rico como resultado de la Ley 20 y la Ley 22, dirigidas a atraer inversión de Estados Unidos y extranjera a la Isla. Rediseñamos el programa de Servicios Bancarios Premium para llegar a más clientes afluentes y lanzamos Start-Up Popular para promover el empresarismo. También continuamos innovando y haciendo avances en la migración de transacciones a canales electrónicos. En diciembre de 2015, el 29.1% de las transacciones de depósitos se hicieron a través de cajeros automáticos o dispositivos móviles, en comparación con el 21.3% durante diciembre de 2014. Nos sentimos alentados además por el desempeño que tuvo nuestra operación en los Estados Unidos durante el 2015. En préstamos comerciales, PCB logró un crecimiento orgánico de $810 millones o 42%, excluyendo los $880 millones en préstamos adquiridos en la transacción de Doral. Con esta transacción trajimos a bordo un grupo experimentado de banqueros comerciales, que fortaleció aún más el equipo existente. También continuamos transformando nuestra red de distribución en Estados Unidos. Inauguramos una sucursal prototipo en Brooklyn para probar una nueva estrategia que incluye un diseño diferente que busca promover las transacciones digitales. Continuamos apoyando a nuestras comunidades a través de la Fundación Banco Popular en Puerto Rico y Popular Community Bank Foundation en Estados Unidos, al igual que a través de muchos esfuerzos que realizamos como parte de nuestro negocio. La contribución voluntaria de los empleados a nuestras fundaciones aumentó en el 2015, alcanzando $768,203. Gracias a estas aportaciones, ambas fundaciones donaron, en total, sobre $2.6 millones a 114 organizaciones sin fines de lucro en apoyo de la educación y programas de desarrollo comunitario, impactando miles de personas. El voluntariado permanece fuerte. Aproximadamente una tercera parte de nuestros empleados dio de su tiempo para colaborar con organizaciones que apoyamos financieramente. La alianza multisectorial Echar Pa’lante, que ha sido reconocida por el Clinton Global Iniatitive y recipiente del American Bankers Association Community and Economic Development Award, continúa fortaleciéndose. La alianza expandió su alcance, integrando sobre 300 organizaciones, expertos y voluntarios que están ayudando a fortalecer el espíritu empresarial y a transformar el currículo de la educación elemental y secundaria en Puerto Rico para desarrollar ciudadanos competitivos de clase mundial. En el 2015 continuamos ampliando la huella de nuestro programa de educación financiera, Finanzas en tus Manos, llegando a sobre 500,000 personas a través de talleres y medios de comunicación, como radio, televisión, prensa, redes sociales y canales internos. Desafortunadamente, el precio de nuestra acción no refleja estos logros. Nuestra acción cerró el año en $28.34, 67% de su valor tangible en libros y 17% más bajo que en el 2014. En junio de 2015, el precio de las acciones de todos los bancos de Puerto Rico experimentó una fuerte caída después que el Gobernador de Puerto Rico anunciara que el gobierno no sería capaz de cumplir con sus obligaciones de deuda. Aunque nuestra acción no declinó tan dramáticamente como la de otros bancos, no pudimos recuperar el terreno perdido al compararla con el Índice Bancario KBW NASDAQ, que disminuyó un 2% durante el 2015. Es evidente que las preocupaciones relacionadas con la situación económica y fiscal de Puerto Rico, y la incertidumbre que ésta causa, están afectando el precio de nuestra acción y pesando más que nuestros sólidos resultados financieros, baja exposición al gobierno y el restablecimiento de nuestro dividendo trimestral. Puerto Rico está en una encrucijada. Tras haber agotado todas sus fuentes potenciales de liquidez, y luego de implantar medidas insostenibles de emergencia, pronto el gobierno no tendrá dinero para cumplir con sus obligaciones. Los cambios son inevitables y ya no podrán ser pospuestos. Una solución efectiva a largo plazo para los problemas fiscales y económicos de Puerto Rico debe incluir tres componentes: un marco legal para restructurar la deuda pública de Puerto Rico de una manera ordenada, un mecanismo efectivo de supervisión y control fiscal, y los estímulos necesarios para reactivar la economía. Estos componentes son como las tres patas de un taburete – todos son necesarios y ninguno es suficiente por sí solo. De no incluirse uno de esos componentes, los otros dos serán inefectivos. Los problemas que tomaron varias décadas en crearse no se pueden solucionar en meses, o mediante esfuerzos pequeños y aislados de uno u otro grupo. Una solución real requerirá acción local y federal, apoyo de las ramas ejecutiva y legislativa, respaldo de todos los partidos políticos y la participación activa de todos los sectores de la sociedad puertorriqueña. Aunque no tenemos control directo del ambiente externo ni de las acciones gubernamentales, nos mantenemos involucrados y comprometidos con hacer todo lo posible para ser una influencia positiva, contribuir a la búsqueda de soluciones a largo plazo y continuar siendo una fuerza que promueve el desarrollo económico de la Isla. Todos los logros que he compartido con ustedes son el resultado del trabajo de un equipo de compañeros talentosos y dedicados. La situación desafiante en Puerto Rico, al igual que los cambios en nuestras operaciones en Estados Unidos, ha requerido un nivel excepcional de agilidad y compromiso de parte de nuestros empleados. Como han hecho en el pasado, enfrentaron estos retos de frente y generaron resultados. Les extiendo a ellos mi más sincero agradecimiento por sus esfuerzos y a nuestro equipo gerencial por su liderazgo. Durante el 2015 expandimos el Consejo Gerencial para incluir dos áreas que, debido a su importancia estratégica, ameritan una representación directa en el nivel más alto de la organización. Camille Burckhart, quien forma parte de Popular desde el 2001 y ha liderado el grupo de tecnología por los pasados cinco años, fue nombrada Principal Oficial de Informática y Estrategia Digital. Manuel Chinea, quien tiene 27 años de servicio con Popular y una amplia experiencia tanto en las operaciones de Puerto Rico como en las de Estados Unidos, se unió al Consejo Gerencial como Principal Oficial de Operaciones de Popular Community Bank. A través de los años, Camille y Manuel han tenido carreras destacadas en Popular, no solo por un sólido desempeño, sino también por demostrar extraordinarias destrezas de liderazgo. Aprovecho esta oportunidad para agradecer a nuestra Junta de Directores por su dirección y apoyo. Somos afortunados de contar con el consejo de un grupo de profesionales tan experimentados y dedicados. También, quiero dar las gracias a nuestros clientes en Puerto Rico, Islas Vírgenes, Nueva York, Nueva Jersey y Florida por confiarnos su negocio y reiteramos nuestro compromiso con atender sus necesidades actuales y futuras. Cuando miro atrás a los pasados cinco años, no puedo evitar sentirme orgulloso de todo lo que hemos logrado, particularmente bajo circunstancias retantes. Reenfocamos nuestra cartera de préstamos en líneas de negocio con un menor contenido de pérdidas, redujimos los activos no acumulativos a través de varias ventas de grupos de activos y la resolución oportuna de préstamos no productivos, completamos dos adquisiciones asistidas por el FDIC en Puerto Rico, reestructuramos nuestras operaciones en Estados Unidos, levantamos aproximadamente $2,000 millones en capital común, repagamos el TARP y restauramos nuestro dividendo a las acciones comunes. Estamos listos para los retos venideros. La historia de Popular está muy ligada a Puerto Rico, su economía y su futuro. Conscientes de eso, seguimos comprometidos a trabajar para mejorar el panorama de la Isla. Nuestra historia ilustra también una organización sólida que ha navegado a través de un ambiente complejo, y ha resurgido como una institución más fuerte, mejor capitalizada y más diversificada. Aunque nos sentimos complacidos con estos logros, estamos lejos de estar satisfechos. Seguimos comprometidos con seguir construyendo sobre esta base sólida y generando resultados sólidos para beneficio de nuestros accionistas, clientes, empleados y comunidades que servimos.       Richard L. Carrión

Martes, 26 de abril de 2016  9:00 A.M.


EDIFICIO POPULAR CENTER
209 AVE. LUIS MUÑOZ RIVERA
SAN JUAN, PUERTO RICO